Templates by BIGtheme NET

Gobierno publica índices de nocividad de combustibles y elabora ranking de los más dañinos para la salud y el ambiente

El Poder Ejecutivo, a través del Ministerio del Ambiente, publicó hoy el Decreto Supremo N° 003-2018-MINAM que aprueba los índices de nocividad de combustibles (INC) para el período 2018-2019, los cuales fueron elaborados en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), y tomando en consideración las opiniones del sector público, el sector  privado y la ciudadanía en general, recogidas durante la pre publicación de esta iniciativa el 23 de enero de este año.

Este índice expresa una escala de nocividad de diversos combustibles que se utilizan en el mercado nacional, tomando como base de referencia el combustible más limpio disponible en el país (gas natural). Además, toma en cuenta los contaminantes emitidos por los combustibles según distintas fuentes (vehículos, aviones, calderas, hornos, cocinas, entre otros).

Los INC aprobados aplican a 14 tipos de combustibles utilizados en los sectores  transporte, eléctrico, industrial y residencial. Comprenden al gas natural; gas licuado de petróleo; gasoholes de 84, 90, 95, 97 y 98 octanos; diésel de bajo y alto azufre; turbo A1; petróleos industriales y carbones minerales. Esto, permite establecer un ranking de combustibles utilizados en el mercado nacional de acuerdo a su potencial contaminante, de menor a mayor grado de contaminación (Ver cuadro).

Este ranking de combustibles según su índice de nocividad, es uno de los criterios que utiliza el MEF para establecer el impuesto selectivo al consumo (ISC) que grava a los combustibles, incorporando de mejor manera el criterio ambiental y el principio contaminador-pagador, es decir, que los usuarios de combustibles deberán pagar más impuestos por usar un combustible más contaminante que otro.

Por ejemplo, el uso de diésel con un contenido de azufre mayor a 50 partes por millón (ppm) genera una mayor emisión de material particulado (PM2.5) y otros contaminantes como el dióxido de azufre (SO2) y óxido de nitrógeno (NOx), en comparación con los gasoholes de 95 y 97 octanos, por lo que el ISC al diésel de azufre es 50% mayor que el ISC de los gasoholes mencionados.

De esta manera, se busca desincentivar el consumo de combustibles más contaminantes y fomentar la sustitución por otros menos contaminantes y el uso de tecnologías más limpias, a fin de lograr disminuir las emisiones, mejorar la calidad del aire y proteger la salud de la población.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*