Templates by BIGtheme NET

Estado Islámico amenaza con matar a 2 rehenes japoneses VIDEO

1043950

Jerusalén. El grupo extremista Estado Islámico, que controla territorio en Iraq y Siria, publicó el martes un video en internet en el que muestra a dos supuestos rehenes japoneses y exigió 200 millones de dólares al Gobierno japonés para salvar sus vidas.

Una figura vestida de negro con un cuchillo, de pie en una zona desértica junto a dos hombres de rodillas en ropa naranja, dijo que el público japonés tenía 72 horas para presionar a su Gobierno para que detenga su apoyo “estúpido” a la coalición liderada por Estados Unidos que libra una campaña militar contra Estado Islámico.

“Para el primer ministro de Japón, que aunque está a más de 8.500 kilómetros del Estado Islámico quiso participar voluntariamente en esta cruzada… usted donó orgullosamente millones de dólares para matar a nuestras mujeres e hijos, para destruir los hogares de los musulmanes”, afirma el yihadista del video.

[youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=BuS7nGLpv0c” width=”500″ height=”300″]

El miliciano, que habló en inglés, exigió “200 millones”, sin especificar una moneda, pero en los subtítulos en árabe aparecen como dólares. El video identificó a los hombres como Haruna Yukawa y Kenji Goto.

El video no tenía fecha, pero en una visita a El Cairo el 17 de enero, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, prometió alrededor de 200 millones de dólares en ayuda no militar a los países que luchan contra Estado Islámico.

1043942

Shinzo Abe. (AFP)

Abe, en declaraciones en Jerusalén el martes en el final de una gira de seis días por Oriente Medio, dijo que las amenazas del grupo contra los supuestos rehenes eran “inaceptables”.

“Demandamos enérgicamente la inmediata liberación de los ciudadanos japoneses ilesos”, dijo Abe. “La comunidad internacional necesita responder con firmeza y cooperar sin ceder al terrorismo”, agregó.

El video es similar a otros divulgados por Estado Islámico en los que rehenes son amenazados o asesinados. Parece ser el primero en que el grupo específicamente demanda dinero por los cautivos.

Al ser consultado si Japón pagaría un rescate para asegurar la liberación de los rehenes, Abe respondió: “Con respecto a este caso, nuestra prioridad es salvar vidas, y reunir información con la ayuda de otros países”.

En Tokio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón dijo que estaba revisando el video para ver si el material era auténtico.

Ministros del gabinete anunciaron que se reunirían para discutir la respuesta del Gobierno al video.

LOS REHENES
Goto es un periodista independiente  que fue a Siria el año pasado para cubrir la guerra y fue secuestrado cerca de Alepo. Ha escrito libros sobre el sida y los niños en zonas de guerra desde Afganistán a África y reportado para cadenas de noticias en Japón.

Goto conoció a Yukawa, de 43 años, el año pasado y le ayudó a viajar a Iraq en junio, dijo a Reuters en agosto.

Yukawa viajó a Iraq y Siria el año pasado tras decirle a amigos y familiares que creía que era la última oportunidad para cambiar su vida.

En la década anterior, había perdido su empresa, su esposa falleció de cáncer y él se convirtió en indigente, según su padre y un diario virtual.

Yukawa habría sido secuestrado en agosto del año pasado en Marea, cuando se encontraba con los rebeldes sirios. En un video aparecido en Internet el año pasado se mostraba a un hombre tendido de espaldas con la cara llena de sangre que, amenazado con un cuchillo, afirmaba llamarse Haruna Yukawa y proceder de Japón. En el video se le preguntaba continuamente por qué llevaba un arma y si era un soldado y él respondía que no era un soldado, sino que era “medio periodista, medio doctor”.

No estaba claro qué hacía en la región. El padre de Yukawa, Shoichi Yukawa, declinó ofrecer comentarios, diciendo que estaba abrumado por los reportes de prensa.

El miliciano del video, que habla con acento británico, parecía tener la misma voz que un combatiente mostrado con rehenes en grabaciones previas.

Videos similares han mostrado decapitaciones de rehenes, incluidos periodistas y trabajadores de ayuda humanitaria occidentales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*