Templates by BIGtheme NET
sal maras

EsSalud: consumo de “sal de maras” ayuda a regular presión arterial

El Seguro Social de Salud –EsSalud- recomienda el consumo de la sal rosada o sal de maras para aquellos que padecen de presión arterial alta debido a su bajo contenido de cloruro de sodio.

“Este producto, cuyo nombre proviene de la ciudad cusqueña donde es extraída esta sal, es beneficioso para las personas hipertensas porque estas deben reducir al mínimo el consumo de sal común que tiene alta concentración de cloruro de sodio”, explicó Elizabeth Ibañez, especialista en medicina complementaria de EsSalud.

Según EsSalud, el sodio está relacionado con el manejo de los líquidos en el organismo pues cuando hay alta concentración de este el cuerpo retiene líquidos lo que va a causar problemas de hipertensión, renales o del corazón. Agregó, que generalmente los pacientes que sufren de estas enfermedades están subidos de peso y la sal rosada disminuye la necesidad de seguir comiendo.

En estos casos el Seguro Social de Salud sugiere consumir la sal de maras en ensaladas o cualquier preparación, pero agregándola al final de la preparación ya que a temperaturas mayores a 40 grados esta sal pierde sus propiedades.

Otro de los beneficios de esta sal es que tiene propiedades cicatrizantes para lesiones en la piel como ulceras varices, herpes y psoriasis. Para ello se debe hacer baños agregando 1 cucharadita de esta sal por cada litro de agua y sumergirse aproximadamente 30 minutos, luego de ello dejar que el cuerpo se seque sin usar toalla.

Asimismo, tiene propiedades desinflamantes excelentes para quienes sufren de artritis y artrosis para ello se debe disolver una cucharada de sal de maras en un litro de agua y sumergir la articulación afectada como los codos o los tobillos por 15 o 20 minutos. De lo contrario, también se puede beber en ayunas un vaso de agua con media cucharita de este producto que no solo ayudará a desinflamar sino a desintoxicar las arterias por lo que es perfecto también para quienes padecen de osteoporosis y retención de líquidos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*