Templates by BIGtheme NET

Austria y Alemania abrieron sus fronteras a los refugiados

re

Parece un éxodo de proporciones bíblicas. Miles de refugiados partieron a pie desde la estación Este de Budapest (Hungría) hacia la frontera con Austria, mientras que otro medio millar sigue atrincherado en un tren en la estación de Bicske tras negarse a ir a un centro de refugiados.

En Budapest un grupo de jóvenes llamó a los 3,000 refugiados que acampan junto a la estación de trenes a ponerse en marcha hacia Austria, a 160 kilómetros de distancia, luego que las autoridades de Hungría detuvieran a varios trenes e impidieran el viaje de los refugiados hacia países del oeste europeo.

“Si vamos en pequeños grupos la Policía nos agarra, pero juntos somos fuertes”, clamó un joven de la localidad siria de Alepo. Algunas madres con niños pequeños pidieron a los jóvenes que les ayudaran a llevarlos, mientras que la Policía dejó partir al grupo.

Cientos de personas iniciaron entonces la marcha por los márgenes de la autopista que lleva hacia Viena. La televisión mostró imágenes de una columna de personas caminando detrás de alguien que portaba una bandera de la Unión Europea. A su lado avanzaba un hombre con muletas que lleva en el pecho una imagen de la canciller alemana Angela Merkel.

Comentar